martes, 24 de junio de 2008

Víbora hocicuda



Las casualidades a veces ocurren por partida doble. Es lo que me sucedió el domingo al toparme sin pretenderlo con dos víboras hociudas(Vipera latasti), una a la mañana y otra por la tarde, ambas en el mismo terreno pero de distinta librea, y por tanto, supongo que distinta filiación.

La coloración de la víbora hocicuda varía desde los grises claros a los pardos oscuros, con la banda vertebral siempre oscura, ribeteada de negro y con forma de zig-zag. En los laterales tienen grandes manchas oscuras, el vientre es grisáceo y el extremo de la cola amarillo. Sus pupilas son verticales y la cabeza triangular con el hocico ligeramente levantado, dándole el nombre común. Su tamaño es de 50 a 70cm., siendo los machos mayores que las hembras. Inicia su celo con la primavera. Su reproducción es ovovivípara y entre agosto y octubre la hembra pare hasta ocho vivoreznos con un tamaño cercano a los 15cm. Este ofidio es un endemismo ibero-norteafricano, beneficioso para la agricultura y los humanos por la cantidad de roedores que se come.

Ejemplar fotografiado en el Valle de Sedano(Burgos) con objetivo macro dado su pequeño tamaño, con la mano de enfoque enguantada y no pocas precauciones, aunque no es la más peligrosa de nuestras víboras.

1 comentario:

Alberto Rot Albarca dijo...

Bonito retrato de la víbora Oscar.
Un saludo
Alberto Rot